Archive for the ‘SALUD’ Category

La Soja Texturizada

Una vez extraemos su aceite y eliminamos la piel de la soja, ésta se somete a una serie de procesos (alta temperatura, presión, texturización, deshidratación) hasta conseguir un producto especialmente rico en proteína.

Una vez deshidrata lo podemos encontrar en diversos tamaños: desde casi molido a trozos muy grandes. Queda con un aspecto seco, crujiente y de un color entre marrón claro y dorado.

Como y donde usar la soja texturizada

La soja texturizada puede imitar fácilmente a la carne debido a su consistencia. Como no tiene apenas sabor admite muy bien cualquier condimento y receta.

Cuando se presenta deshidratada no hay problema pero cuando ya viene preparada hemos de vigilar los ingredientes ya que algunos fabricantes, en su afán que se parezca tanto a la carne, le añaden muchos aditivos (colorantes, potenciadores de aroma, conservantes, etc.)

Si la dejamos en remojo unos minutos queda como carne picada y la podemos utilizar para los espaguetis, albóndigas, croquetas y hamburguesas vegetales.

Información nutricional de la soja texturizada

  • 53% de proteínas (más del doble que la carne)
  • 1% de grasas.
  • 5% de minerales.
  • 35 % de hidratos de carbono.

Es un alimento muy adecuado para aquellas personas con una dieta pobre en proteínas o que necesitan un aporte extra (deportistas, jóvenes en edad de crecimiento, trabajos muy físicos, etc.) pero nunca hay que olvidar que los alimentos son más completos en su totalidad.

Así pues, os recomendamos ir variando: soja germinada, como legumbre, Tofu, Tempeh, yogur o bebida de soja y evidentemente como soja texturizada.

¿Sabías que la soja texturizada…?

Un detalle muy importante es que os recomendamos que la soja texturizada sea de origen ecológico (biológica u orgánica) No hace falta comentaros toda la polémica que hace años que se ha armado con los alimentos transgénicos. Lo que si es seguro es que con los alimentos ecológicos (cultivados libres de químicos) estamos cuidando la salud del medioambiente y por supuesto la nuestra.

Josep Vicent Arnau

Naturópata y Acupuntor

Compartirlo


Anuncios

Los Lácteos para los Terneros

http://woodstockfas.org/ Santuario de Animales

Leche… ¿Hace bien a nuestro cuerpo?
por Suzzane Holden, dietista
de Triangle Vegetarian Society (TVS)

http://www.ivu.org/spanish/trans/tvs-milk.html


“La leche hace huesos fuertes”, “El alimento perfecto de la naturaleza”, “¿Tomaste leche?”… Estamos todos familiarizados con la propaganda del Consejo Nacional de la Leche. La mayoría de los americanos consumen productos lácteos diariamente y creen que la carencia de productos lácteos en la dieta pone su salud en alto riesgo. Sin embargo, cuando lo analizamos con más detalle, la verdad es justo lo contrario. Los productos lácteos están llenos de contaminantes y su consumo ha sido asociado a varios problemas de salud. Dejando de lado argumentos éticos y otros en contra del consumo de leche, veamos lo referente al tema de la salud.

Osteoporosis

Debes haber escuchado que el consumo de leche previene la osteoporosis, el debilitamiento de los huesos. Lo que el Consejo de la Leche ha descuidado decirnos convenientemente, es que los porcentajes de osteoporosis son más altos entre los más grandes consumidores de leche – las naciones occidentales industrializadas (1).

La verdad es que la osteoporosis es una enfermedad que involucra el balance del calcio, antes que una mera deficiencia de él. El equilibro total del calcio se ve afectado por la absorción del calcio (15%), el calcio ingerido (11%) , la excreción fecal del calcio (23%), y la excreción urinaria del calcio (51%) (2). Minimizar la pérdida de calcio puede ser difícil para aquellos que se rigen por la dieta americana estándar (S.A.D), pero aquellos que eligen una dieta a base de vegetales están en una situación diferente. Las investigaciones han demostrado en repetidas ocasiones que una ingesta alta de proteínas incrementa la pérdida urinaria de calcio. Sin sorpresa, la mayoría de los omnívoros americanos consumen el doble de la ración dietética recomendada (RDA) para la proteína. Otros culpables dietéticos son la ingesta excesiva de Sodio (3) y de cafeína (4). Así pues, si bien los productos lácteos son una buena fuente de calcio, el consumo de leche simplemente no corrige las causas subyacentes de la osteoporosis en América. ¡Piense en ello como depositar dinero en una hucha con un hoyo en el fondo!

El tema del calcio

Es probable que los individuos que consumen una dieta basada en vegetales, moderada en proteínas y baja en sal, tengan menos necesidades de calcio que aquellos que consumen la S.A.D. De todas formas, hasta que no hayan sido hechas más investigaciones es conveniente que los veganos procuren alcanzar la RDA para el consumo de calcio. Esto se logra fácilmente con el consumo diario de alimentos vegetales ricos en calcio y bajos en oxalato.

Los vegetarianos estrictos deben asegurarse de consumir un adecuado nivel de vitamina D, la cual participa en la absorción de calcio. Buenas fuentes son los productos enriquecidos con vitamina D (como las leches de soja y de arroz , así como ciertos cereales de desayuno) y la exposición de la cara y las manos a la luz del sol durante 10 a 15 minutos a la semana. También es importante para todos los americanos, al margen de sus preferencias dietéticas, incorporar actividad física en su rutina diaria con el fin de construir y mantener huesos fuertes.

Algunos alimentos vegetales ricos en calcio: Brócoli, berzas, nabo, hojas de mostaza, col, repollo chino (bok choy), tofú cuajado con calcio, bebidas de arroz o soya enriquecidas, zumo de naranja enriquecido, melazas oscuras, higos.

Cáncer de Ovario

La galactosa, un azúcar simple resultante al descomponer la lactosa de la leche, ha sido asociado con el cáncer de ovario (5). Se ha estimado que el 10% de la población carece de la enzima responsable de metabolizar la galactosa, conduciendo a la acumulación de dicho azúcar en órganos como los ovarios. Se cree que esto desencadena una serie de fenómenos que conducen al aumento en los niveles de hormonas en circulación, lo que puede promover el cáncer de ovario (6). Los alimentos con los mayores contenidos de lactosa son el yogurt, la leche descremada, los helados y el queso fresco.

Cáncer de mama

Las tasas de cáncer de mama han sido correlacionadas con la ingesta de productos lácteos en diversos estudios hechos a poblaciones. De acuerdo con el Comité de Médicos por una Medicina Responsable (PCRM), la leche de vaca es un “cóctel de sustancias químicas provocadoras de enfermedades” y hay varias hipótesis que asocian el cáncer con el consumo de leche. (7) Se sabe que el exceso de estrógeno incrementa la reproducción de las células cancerosas. No sólo la leche contiene vestigios de estrógenos de la vaca, sino que la grasa contenida en la leche, como en cualquier alimento, aumenta la producción de estrógenos en el cuerpo de la mujer. La leche también es rica en IGF–1, un factor de crecimiento que provoca la multiplicación de células cancerosas en estudios realizados en tubo de ensayo; aún no sabemos hasta qué punto los humanos absorbemos el factor IGF–1 de la leche de vaca. Añadiendo problemas potenciales, ahora muchas granjas lecheras usan BGH (hormona de crecimiento bovino), la cual aumenta la concentración de IGF–1 en la leche, para aumentar la producción de leche.

Anemia

Si los niños son alimentados con leche de vaca, se pueden producir pérdidas de sangre en el intestino, provocando anemia (8). En los niños, la deficiencia de hierro puede aparecer como consecuencia de una excesiva ingesta de leche de vaca ya que ello desplaza a otros alimentos ricos en hierro en la dieta. Además los nutricionistas sugieren a menudo que los individuos anémicos no consuman leche junto con los alimentos ricos en hierro ya que el calcio puede reducir significativamente la absorción de hierro(9).

Intolerancia a la lactosa

Aproximadamente 2/3 de la población mundial no puede digerir el azúcar de la leche, la lactosa (10). Los síntomas comunes experimentados después del consumo de leche incluyen hinchazón, gases, diarrea y nausea. En muchas partes del mundo no se consumen productos lácteos o bien juegan un rol limitado en la dieta.

Cataratas

Se ha especulado que el metabolito de la lactosa, la galactosa, juega un rol importante en la formación de cataratas (11). La galactosa se convierte en galactitol, lo cual se cree que daña la estructura de la lente del ojo, produciendo cataratas (12).

Diabetes Mellitus insulino–dependiente

Los bebés genéticamente susceptibles que consumen leche de vaca aumentan su riesgo de contraer diabetes juvenil en su niñez. Una proteína específica que se encuentra en los productos lácteos, podría desatar una reacción inmune que destruye las células productoras de insulina del páncreas (13). Un estudio encontró que los niños que consumen leche regularmente, tienen el doble de riesgo de padecer diabetes. (14) Sin embargo, estas investigaciones todavía no son concluyentes.

Cólicos

Algunos bebés son sensibles a las proteínas de la leche de vaca y experimentan cólicos como resultado del consumo de leche. Su molestia resulta de la alimentación con leche de vaca, fórmula infantil a base de leche o leche materna de una madre que consume leche de vaca (15).

Alergias y asma

Es sabido que la leche es un alérgeno común. De acuerdo con el PCRM, problemas respiratorios, enfermedades de la piel, pequeñas ulceraciones dolorosas, u otros problemas de salud pueden ser provocados por la ingesta de productos lácteos. Para quienes padecen de asma y alergia, puede valer la pena intentar eliminar los productos lácteos de la dieta, durante un periodo de prueba.

Enfermedad Cardíaca

La mayoría de los productos lácteos contienen grasas saturadas, lo cual está fuertemente asociado a la enfermedad cardíaca. Algunos prefieren la margarina en vez de la mantequilla, pero la margarina ha sido hidrogenada haciendo que contenga grasas trans no naturales, las cuales también se han asociado con la enfermedad cardíaca. Todas las grasas (incluso mantequilla, margarina u aceite) contienen aproximadamente 13 g grasa/T, pero cuanto más líquida es la grasa, menor porcentaje de saturadas contiene. Las grasas monoinsaturadas como los aceites de oliva, canola y cacahuete son mejores para el corazón que las grasas saturadas. La mejor apuesta es dejar la mantequilla y la margarina, y preferir el aceite de oliva extra virgen o las cremas no hidrogenadas o mejor aún, simplemente disfrutar el sabor natural de los alimentos!.

Otras Consideraciones

  • Los pesticidas procedentes de los piensos se concentran en la carne animal y luego son excretados en la leche.
  • La gente que consume productos de animales alimentados con antibióticos pueden adquirir resistencia antibiótica.
  • La leche es fortificada con vitamina D, la cual es peligrosa en altas dosis. (Sin embargo, cuando es sintetizada por nuestra piel durante la exposición al sol, no es peligrosa). En 1992 ocho personas fueron diagnosticadas con hipervitaminosis D, después de haber bebido leche fortificada inadecuadamente (16). Existe preocupación respecto a que la vitamina no puede ser mezclada adecuadamente cuando se está fortificando una gran cantidad de leche. El New England Journal of Medicine reportó que tan sólo el 12% de 42 muestras de leche analizadas, se encontraban dentro del rango esperado de nivel de vitamina D (17).

En nuestra sociedad el beber leche es una norma cultural que la mayoría de las personas no cuestiona. Sin embargo, desafía la racionalidad dar por supuesto que una persona, además de un ternero, tiene la necesidad fisiológica de consumir leche de vaca. ¡Parece que los bigotes de leche más prudentes de llevar son aquellos hechos con leche de soya, arroz, almendra o avena!

Compartirlo


La Alcachofa

La alcachofa es rica en fibra, vitaminas y minerales. Por sus cualidades es muy utilizada en medicina natural. Por otro lado tiene un bajo contenido en calorías. La alcachofa viene a convertirse en un verdadero y auténtico manjar para muchos, y puede ser un alimento adecuado en dietas de adelgazamiento, ya que puede ayudar a perder peso y a bajar esos kilos de más.

Constituye a su vez un alimento sano que no puede faltar en una alimentación equilibrada, ya que posee unos importantes beneficios y propiedades diversas muy importantes para la salud.

Además, son deliciosas en ensaladas y platos calientes, y son ideales para niños y adultos, gracias a las diferentes virtudes que posee.

Beneficios y propiedades de la alcachofa

La hoja de la alcachofa contiene magnesio, potasio y esteroles, los cuales actúan en cierta sinergia con la cinarina, una sustancia tanto aromática como amarga.

Eso sí, la alcachofa presenta una importantísima actividad reguladora de la secreción biliar, estando indicada en casos de mala digestión de las grasas, ictericia e hígado perezoso.

Ayuda a regenerar las células hepáticas, ayudando a combatir las sustancias tóxicas, y puede ser ideal en casos de hígado graso, a la vez que es capaz de reducir el colesterol alto.

Además, la alcachofa puede convertirse en un excelente depurativo, ayudando a nuestro organismo a expulsar las diferentes toxinas y sustancias que no necesita.

Por este motivo, tampoco debemos olvidarnos tampoco de su consumo en dietas de adelgazamiento y de control de peso.

Temporada
La temporada por excelencia de la alcachofa es en otoño y mediados de invierno. Hay otra temporada en primavera, de marzo a junio. Las altas temperaturas la afectan negativamente, endureciendo sus hojas y adquiriendo un sabor excesivamente amargo.

Cómo se compra?
Las mejores alcachofas son las que presentan un buen tamaño y peso. Se debe procurar elegir aquellas que tengan las hojas bien prietas, pero al mismo tiempo cuando se ejerce presión con el dedo manifiesten un cierto movimiento.
A veces tienen las hojas ennegrecidas. Esto se produce especialmente en inviernos fríos y suele afectar solo a la parte externa ya que por dentro se mantiene fresca. Hay que comprobar siempre que solo las hojas externas se encuentren así.
La mejor forma de comprobar si están frescas es apretar la zona ancha donde se engancha el rabito y lo ideal es que crujan. Si por el contrario está blando y con manchas, deben descartarse.

Conservación
Es recomendable utilizarlas enseguida, aunque pueden conservarse hasta una semana en la nevera. Si se compran con tallo, éste debe estar firme. Se conservan bien introduciéndolas en agua como si fueran flores.

Cocción
Para evitar que se oxide una vez cortada hay que rociarlas con limón o sumergirlas en agua con limón. Las hojas exteriores conviene retirarlas ya que son duras y amargas. Al cocinarlas es conveniente evitar hervores prolongados porque afecta a su sabor y textura. Para que queden tiernas tras su cocción, se puede añadir un poco de zumo de limón y una cucharadita de harina al agua de la cocción. Podemos cocerlas y freírlas a la vez, colocándolas de pie sobre una cazuela y ponerlas a cocer con agua hasta la mitad de la alcachofa; cuando comience a hervir se añade aceite y se dejan hasta que las hojas estén fritas y la base cocida.

Compartirlo


Aloe Vera


El Aloe Vera ya se utilizaba desde la más remota antigüedad por sus innumerables propiedades curativas. Los conocimientos sobre el uso de esta “planta milagrosa” se fueron transmitiendo oralmente, de generación en generación, en todos aquellos lugares en los que crecía.
La mayor parte de los botánicos están de acuerdo en que el Aloe Vera es una planta originaria de las zonas cálidas y secas del continente africano. Desde allí y debido a su adaptabilidad, el hombre la ha llevado consigo a otros lugares para asegurarse la inestimable ayuda que proporciona.
Con esta finalidad los conquistadores y misioneros españoles la introdujeron durante los siglos XVI y XVII en las nuevas colonias americanas, plantándola en los alrededores de las misiones de las islas del Caribe, Centroamérica y Sudamérica.

A pesar de su gran parecido al cactus, el Aloe pertenece a la familia de las liliáceas, al igual que el ajo, la cebolla, los espárragos o los tulipanes. Existen más de 250 especies de Aloe en todo el mundo, de las cuales tan sólo tres o cuatro tienen propiedades medicinales.

La variedad con más propiedades medicinales es el Aloe barbadensis (Aloe Vera). La palabra “Aloe” significa sustancia amarga y brillante. Su tamaño es de hasta un metro y medio cuando la planta llega a la madurez (entre los dos y cinco años) y presenta alrededor de 15 hojas. Las hojas más externas se pueden recolectar cada seis semanas. Florece varias veces al año. Las flores de color amarillo púrpura, miran hacia abajo y tienen forma tubular.
Su hábitat es desértico o semidesértico pero también crece en zonas templadas, preferentemente en áreas soleadas y rocosas en donde llueve poco. Sus carnosas hojas están acondicionadas para almacenar grandes cantidades de agua durante mucho tiempo. La respiración de estas plantas es completamente distinta de la del resto de los vegetales: en lugar de expulsar las sustancias a la atmósfera como las otras plantas, el áloe las convierte en almidón que posteriormente utilizará también como alimento propio.

Cómo cultivar áloe vera en casa.

Basta disponer de un pequeño jardín o macetas de unos 50 0 60 cm. De diámetro para que la planta pueda desarrollarse bien y alcance la madurez, momento en el que sus hojas poseen unas óptimas cualidades curativas. No hay que plantarla directamente en una maceta de gran tamaño ya que el crecimiento del áloe fuera de su clima natural no es continuo. Hay que procurar que el tamaño de la maceta no exceda 1/3 de la longitud de las hojas más largas. Necesita una tierra rica en nutrientes y ligeramente ácida. Prefiere la luz brillante y le gusta el aire y el viento. Puede soportar temperaturas ligeramente inferiores a 0ºC pero siempre que la tierra no llegue a congelarse. La tierra debe secarse entre riego y riego. La falta de agua apenas le perjudica en cambio un exceso la puede matar. Antes de recolectar las hojas es mejor no regar la planta durante ocho días para que los ingredientes curativos estén más concentrados en la hoja.

La planta de Aloe se utiliza en el tratamiento de muchos problemas y, en especial, aunque no exclusivamente, todos los que se relacionan con la piel.
El Aloe normaliza el pH, reduce la acidez de estómago y favorece el equilibrio de las bacterias gastrointestinales.
El Aloe acelera la formación de las células fibroblásticas responsables de la formación del colágeno, así se atenúan las arrugas existentes y se reduce la aparición de otras nuevas.
El Aloe evita la formación de las sustancias responsables de los procesos reumáticos y artríticos. El ácido acetilsalicílico que se halla en el Aloe contribuye a reducir la inflamación y el dolor.
El Aloe tiene un efecto broncodilatador y es inmunomodulante y antiinflamatorio por lo que reduce los síntomas del asma.
El Aloe ejerce una acción bactericida y fungicida que elimina la seborrea y arrastra las células muertas del cuero cabelludo.
Permite una cicatrización más rápida (hasta un 50%).
Gracias a su alto contenido en calcio, potasio y celulosa ayuda a la coagulación y cicatrización.
Consumido habitualmente en forma de bebida puede reducir los niveles de colesterol.
Por su acción bactericida permite una limpieza profunda de los dientes.
Esta planta es muy rica en las enzimas digestivas y mejora la absorción de los nutrientes. Elimina las flatulencias.
Tiene un efecto sedante por su alto contenido en analgésicos naturales.
Es un gran hidratante de la piel.
El Aloe elimina la acumulación de melanina que es la causante de las manchas oscuras . Para esto puede utilizarse el gel y también aplicar la hoja de Aloe sobre la piel.
Favorece la regeneración celular y por ello es importante en la cura de distintos problemas de la piel como el acné, la celulitis, dermatitis, eczemas, hemorroides, pie de atleta, arrugas y verrugas.
Protección contra los rayos UVA – El Aloe vera hidrata la piel seca y dañada por el sol además de formar una pantalla que protege contra los rayos ultravioleta.
La psoriasis es una enfermedad de origen aún desconocido que, curiosamente se da en todos los países del mundo. Hace algunos años que los médicos están tratando esta enfermedad con cremas a base de Aloe, combinadas con el consumo interno de este y una dieta equilibrada.
En quemaduras el Aloe Vera acelera el proceso de curación de las quemaduras, estimula el crecimiento de células sanas de la piel y limita la producción del tejido de las cicatrices. La regeneración es tan rápida que nuevas células cutáneas de la epidermis se cierran alrededor de la zona afectada sin producir costra ni cicatriz.
Tiene acción antibacteriana y fungicida.
Gracias a la cantidad de nutrientes que aporta esta planta puede emplearse sólo como tónico y reconstituyente, incluso como desintoxicante natural. Además tiene ocho calorías por cada 28 gramos de zumo así que también resulta adecuado en las dietas de adelgazamiento.


Las cremas de Aloe son muy populares entre los atletas que utilizan el gel de Aloe mezclado con ácido acetilsalicílico para tratas el dolor de las torceduras y los esguinces.
El gel de Aloe reduce el dolor, el sangrado y la inflamación de las encías. Se usa también para combatir el sarro.
El uso tópico del gel de Aloe calma el picor y desinfecta y cicatriza sin producir costras.

Esta planta medicinal prosee aún muchas más propiedades, por ejemplo, en su estado natural es apreciada por otra de sus virtudes, entre ellas la de absorber prácticamente el 90% de la toxicidad que producen materiales como el PVC, la fibra de vidrio, el barniz o la pintura, así como las radiaciones nocivas que emiten los ordenadores o televisores. Por este motivo es muy aconsejable tener una planta cerca de estos electrodomésticos para que “limpie” y purifique el ambiente a nuestro alrededor.

Compartirlo


Té Rooibos

Rooibos (Aspalathus Linearis) es el nombre que recibe una planta sudafricana que en el idioma afrikáans significa arbusto rojo. También se la conoce como Te rojo o Te Rooibos pero realmente no es la planta del Te.

Es ligeramente dulzón (no contiene azúcar, pero su sabor parece recordarlo) y no posee cafeína ni alcaloides semejantes. Así pues pueden tomarla tanto niños como gente nerviosa o con hipertensión. Se emplea en el tratamiento de las alergias ya que actúa como un antihistamínico natural suave y sin llegar a producir somnolencia. En algunos casos se han realizado investigaciones acerca de inhibición de tumores en laboratorio así como efectos antimutagénicos.

Propiedades del Rooibos

Con el “Té” Rooibos podemos elaborar una infusión de saber muy agradable, es ligeramente dulzón y sin cafeína.

  • De gran ayuda en el tratamiento de las alergias: realmente actúa como un antihistamínico natural suave y sin producirnos somnolencia.
  • Trastornos digestivos e intestinales: rooibos es una planta con efectos muy beneficiosos ante la diarrea, estreñimiento, gastritis, dolores de estómago, vómitos o nauseas. De hecho, mejora la mayoría de problemas gastrointestinales.
  • Dientes sanos: su contenido en Calcio, Magnesio y sobre todo Fluor hacen del Rooibos una planta ideal para nuestros dientes. Las personas con tendencia a las caries se beneficiarán si cambian las bebidas azucaradas por el “Té” Rooibos.
  • Huesos sanos: el Calcio, el Magnesio y el Fluor también nos ayudarán, por supuesto, a cuidar nuestros huesos. Cambiar el café por esta infusión puede ser un buen hábito en la mayoría de los casos.
  • Efecto antioxidante y antirradicales libres: su aporte de nutrientes antioxidantes como la vitamina C, los Flavonoides, el Superóxido-dismutasa y la Quercitina ayudan a combatir los radicales libres que son los principales responsables del proceso de envejecimiento, del estrés y de muchas enfermedades.
  • Bebida para los deportistas: precisamente ese efecto antioxidante junto a su aporte multimineral lo hacen al rooibos ideal para los deportistas que quieren reponer las sales eliminadas durante el ejercicio. Colabora, pues, a combatir la acidez que causa en nuestro cuerpo el ejercicio excesivo.
  • Problemas de la piel: la mayoría de los problemas cutáneos como eczemas, picazones, costras, dermatitis del pañal, irritaciones, alergias y urticarias suelen mejorar con la tomade rooibos. Su carácter antioxidante es el responsable.
  • Boca y garganta: muchos problemas bucales como las molestas Aftas, dolores de garganta, gingivitis o faringitis suelen mejorar con su toma. También pueden realizarse gargarismos.
  • Buen efecto remineralizante: es una forma extra de reforzar nuestro organismo con minerales como Potasio, Calcio, Hierro, Magnesio y Zinc.
  • Ayuda a perder peso: el rooibos nos ayuda a equilibrar los niveles de Potasio y Sodio, a fin de que no hagamos retención de líquidos. Su efecto diurético es suave pero eficaz.
    Por otro lado, si nos ayuda a combatir el estreñimiento y las malas digestiones es lógico que nos notemos más deshinchados.
    Es por eso que sea un buen aliado en las dietas para adelgazar y en cualquier plan contra la obesidad.
  • Espasmos y cólicos infantiles: por sus propiedades antiespasmódicas que tiene el rooibos, se ha demostrado su utilidad para aliviar los habituales cólicos infantiles. La variada composición en minerales supone un complemento ideal a la dieta infantil.
  • Equilibra el sistema nervioso: por un lado tenemos que el rooibos no es excitante, ya que no contiene cafeína, y por otro lado es rico en minerales como el Magnesio, de gran importancia para el sistema nervioso.

Preparación y Conservación

  • Calentar agua hasta la ebullición.
  • Poner una cucharada de postre de rooibos por taza en la tetera.
  • Verter agua y dejar reposar entre 2 y 5 minutos las variedades sin aromatizar, y de 5 a 6 minutos los de sabores.
  • Filtrar. El rooibos tiene una hoja estrecha, así que necesitaremos un colador muy fino.

Se puede tomar frío, caliente, solo o aderezado con azúcar, miel o limón. También es posible infusionarlo en leche. Para su conservación, lo más adecuado es que esté en un recipiente hermético y oscuro. Se mantiene perfectamente en estas condiciones durante 6 meses, a partir de los cuales comenzará a perder sabor y aroma.
Compartirlo


El Ajo

Son muchas las propiedades medicinales que desde siempre se le han asignado a esta planta, originaria del centro de Asia.

El ajo, es considerado, uno de los vegetales curativos, más importantes. En los últimos años, se le ha estado dando, mucha más importancia y difusión a este vegetal, y a tratar de educarnos para estimularnos en su consumo, brindándonos mucha más información sobre todas sus propiedades y sobretodo, como actúa, como medio preventivo y curativo en las distintas enfermedades. Por lo tanto, una vez recopilada esta información, de muchos artículos leídos, en distintos textos y revistas que consideramos serios, creemos que lo importante, no es tenerlas guardadas, sino difundirlas lo más posible, para que éstas informaciones y conocimientos puedan servir, a su vez de ayuda a todo aquél que la necesite.

El ajo, ayuda a prevenir y curar todas las enfermedades de las vías respiratorias.

Se utiliza para eliminar parásitos y en estos casos el jugo del ajo es uno de los mejores remedios, y aún en las especies difíciles de expulsar, se obtienen resultados sorprendentes.

Ayuda a quienes padecen de ácido úrico y actúa como protector en la calcificación de las arterias. Previene la hipertensión y la mala circulación, ya que tiene una acción hipotensora.

Es estimulante, diurético y expectorante. El ajo ayuda a eliminar los viejos residuos que van quedando en el organismo, sus enzimas favorecen una buena síntesis de los ácidos grasos, ayudando a bajar el colesterol malo o LDL.

Tiene un alto contenido de fósforo y de azufre, por eso se destaca como un sedante especial para los nervios.

Aconsejan comerlo crudo ya que cocido pierde más del 90% de su efectividad.

El ajo produce mal aliento y transpiración desagradable, sólo por un corto período de tiempo, es decir mientras se expulsan las toxinas acumuladas en el organismo, una vez liberadas éstas, ya no se despide mal olor, ni en el aliento, ni en la transpiración, ni siquiera en la orina y las deposiciones. Esto es debido a que ese olor desagradable que se atribuyen a los ajos, no es debido a los ajos propiamente dicho, sino a las toxinas acumuladas en el organismo que, al combinarse con los activos principios eliminadores del ajo, despiden ese olor desagradable.

Esto se puede entender fácilmente con este ejemplo. Una persona que practica una alimentación sana y natural, donde el ajo ocupa un lugar preferencial, no desprende ese olor tan desagradable que se le atribuye al ajo, pero sí ocurre esto, en aquellas personas que comen ajo, pero a su vez continúan una mala alimentación, en base a alimentos ricos en grasas, embutidos, bebidas alcohólicas, etc. En estos casos lo que sucede, es que el ajo continua constantemente, eliminando toxinas, producidas por la mala alimentación, y es justamente, la constante eliminación de estas sustancias, la que producen ese olor desagradable, no el ajo.

Podemos comenzar para acostumbrarnos, con uno o dos dientes de ajo, que lo podemos acompañar con un pedazo de pan, masticándolos bien. Luego, de a poco, aumentaremos hasta llegar a cuatro o cinco. La cantidad depende de la tolerancia de cada persona, hay quienes llegar a comer hasta una cabeza entera sin molestias y con grandes resultados.

En casos de reuma, da excelentes resultados, crudo, rallado, aplastado o picado, lo ponemos en una taza con un caldo de verduras, y lo tomamos media hora antes de las comidas.

Es muy recomendable como desinfectante, por lo tanto en caso de picarnos algún insecto extraño, podemos frotarnos con ajo crudo.

Y para finalizar, diremos, que el órgano que más se beneficia con el ajo crudo, es el corazón. Si tenemos en cuenta, que el ajo, es el gran purificador de la sangre, sacaremos como consecuencia que también es el gran fortalecedor del corazón.
Afrodisíaco y energético

Su origen está en Asia Central, pero los chinos y egipcios ya lo utilizaban en la más remota antigüedad: Alimentaban con ajos a los esclavos que construían las pirámides porque creían que el ajo les aportaba energía. También se empleó en el proceso de momificación y como moneda.

En Grecia y Roma el ajo se consideró un potente afrodisíaco y en la época medieval se usó el ajo para librarse de brujas, vampiros y malos espíritus. En otros andares, durante la II Guerra Mundial se repartía entre los soldados para que tuvieran un remedio contra las heridas.


Propiedades beneficiosas del ajo

Desde muy antiguo, el ajo ha sido utilizado en diversas enfermedades gracias a sus

El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas, debido a que contiene un aceite esencial volátil llamado aliína, que se transforma en alicina, responsable de su fuerte olor y que se elimina por vía respiratoria. Aunque también tiene otras propiedades beneficiosas para el organismo:

  • Estimula las mucosas gastrointestinales provocando un aumento de las secreciones digestivas y de la bilis.
  • Es diurético.
  • Aumenta las secreciones bronquiales, por lo que se dice que es expectorante, desinfectante y descongestionante.
  • Su consumo frecuente provoca vasodilatación (aumento del diámetro de pequeños vasos sanguíneos; arteriolas y capilares) lo que hace que la sangre fluya con mayor facilidad y que disminuya la presión sanguínea.
  • Por todo ello, el consumo habitual de ajo es muy recomendable en caso de parasitosis intestinales, cualquier proceso infeccioso y para aquellas personas que tienen hipertensión y riesgo cardiovascular.

Por último y no menos importante recordemos que el ajo aleja a los vampiros y chupasangres, asi que a partir de ahora habrá que ir a los bancos con un collar de ajos.


Compartirlo


Setas Shiitake (Lentinus Edodes)

El hongo Shiitake ha sido cultivado desde hace siglos en las regiones montañosas de Asia (especialmente en China, Japón y Corea) Hoy en día, con técnicas modernas, se cultiva en muchos países. Suele ser muy apreciado tanto por su sabor como por sus propiedades medicinales.

La ventaja con el Shiitake es que ha sido uno de los alimentos mejor y más estudiado y por ello se ha comprobado sus múltiples propiedades.

PROPIEDADES

  • Una de sus propiedades más interesantes es su efecto fortalecedor del sistema inmunológico. Por ello sus aplicaciones pueden ser muchas y muy diversas. Suele ser de gran ayuda en problemas víricos y bacterianos ya que estimula nuestra producción de interferón, linfocitos T y macrófagos. Así puede ayudarnos en casos de herpes, gripes, resfriados.
  • Aliado en casos de cáncer y tumores ya que por un lado tiene un efecto antioxidante (contiene Lentinan, Betaglucano, el enzima Superóxido Dismutasa, vitaminas A, C, E y Selenio) y por otro, como hemos dicho, fortalece el sistema inmunológico.
  • En enfermedades cardiovasculares ya que favorece el control de la hipertensión, reduce el colesterol y disminuye la viscosidad de la sangre. Esto es posible gracias a que contiene la Eritadenina y a un tipo de fibra llamada Chitin.
  • Favorece la digestión ya que tiene muchos enzimas, especialmente la pepsina y tripsina.
  • El hongo Shiitake es un alimento antienvejecimiento ya que por un lado contiene antioxidantes y por otro favorece niveles adecuados de la hormona del crecimiento.
  • El hongo Shiitake contiene Ergosterol que es un nutriente que se convierte en vitamina D cuando nos da el sol. Muy importante para asimilar el Calcio y fósforo adecuadamente.
  • Su aporte de ácido Linoleico ayuda a fabricar diferentes tipos de prostaglandinas.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

  • Alto contenido en Fibra (el doble que los champiñones) Este tipo de fibra se llama Chitin y reduce el Colesterol.
  • Bajos en calorías (de 35 a 40 calorías por cada 100 gramos de Shiitakes frescos)
  • Alto nivel de proteínas 15 – 30 %, conteniendo además 9 aminoácidos esenciales (especialmente Metionina y Arginina)
  • El hongo Shiitake contiene vitaminas del grupo B y D2 y minerales como el Hierro, Zinc y Magnesio.
  • Este hongo suele doblar su tamaño durante la noche lo cual nos da idea de su gran riqueza en Enzimas (unos 50) Entre ellas destaca el Superóxido Dismutasa que tiene un gran efecto antioxidante.

Para uso alimentario se suele conseguir deshidratado. Para que vuelva a tener una textura de Shiitake fresco lo podemos dejar 30 minutos en remojo con agua tibia o cocinarlo unos 25 a 30 minutos a fuego lento. Da un sabor increíble a las sopas y estofados. Con una seta u hongo por persona tenemos suficiente.

RECETA CALDO DEPURATIVO

2 Cebollas

2 Zanahorias

1 o 2 Setas Shiitake Deshidratadas por persona

1 Tira de Alga Wakame

2 Nabos

1 Tira de Alga Kombu

2 Litros de Agua

Miso (1 Cuchara por taza)

ELABORACIÓN

Lavamos las verduras, las troceamos y las pelamos. Introducimos en la olla junto con el agua y dejamos hervir unos 10 o 15 minutos en olla rápida. Colamos y listo para utilizar.

RESULTADO

Añadimos miso al caldo para no tener que poner sal. También podemos poner las verduritas troceadas y consumir.

Compartirlo