Té Verde Koukicha

Esta variedad de Té Verde la consumo mucho ya que tiene muchas propiedades y al no contener casi teína es bastante reconfortante. Lo recomiendo para personas de todas las edades pero sobre todo a aquellas personas que como a mí nos sienta mal la teína porque somos muy nerviosos y no queremos dejar de disfrutar de una taza calentita de un buen té. Es muy bueno tomarlo en ayunas ya que aporta muchos minerales para comenzar el día.

También conocido como “té de ramitas”, “de las espadas” o “de los tres años” Kukicha es el té que tiene el menor contenido en teína de todos los tes tradicionales, ya que está hecho con ramitas de los tallos de las plantas de té. Es un te procesado de manera tradicional, sin ningún tipo de aditivo ni añadidos durante el procesado.

Los productores de Kukicha administran y controlan celosamente el agua, la tierra y los arbustos, ya que según la creencia popular el té refleja en su sabor el suelo donde crece, el agua de la que se alimenta y la estación que se escoge para recolectar.

Al Kukicha se le reconoce por su sabor ligero y el aroma fresco con toques de ahumado, gusto equilibrado y un color muy claro amarillo-verdoso. Cuanto más delgadas sean las ramitas y menos verde la infusión, la calidad es más alta, y puede llegar a estar tan bien considerado como cualquiera de las variedades sencha, incluso las de calidad más alta,

El Kukicha está hecho a mano de cuatro recogidas diferentes del arbusto de té.

  • La primera recogida se hace en las plantas de tres años de edad y medio silvestres, de las que se recoge las ramitas de la parte baja del arbusto, en el otoño.
  • La segunda cosecha consiste en ramitas gruesas, que se recortan cada 10 años, generalmente en pleno invierno, porque durante el otoño y el invierno el nivel de cafeína es más bajo.
  • La tercero y las siguientes cosechas, se hacen todos los años en marzo y junio, se recogen las ramitas pequeñas y finas, y las hojas secas que maduran a colores pardos y marrones. Estas podas estimulan el crecimiento de los nuevos brotes verdes y frescos.

Después que cosechar las ramitas se cuecen al vapor para reblandecerlos, y luego se dejan secar al sol aproximadamente una semana, este tiempo varía dependiendo de la época del año en el que se recolecte.

Cuando el sol ha secado las ramitas, se colocan en sacos de papel de estraza y almacenan entre 2 y 3 años para desarrollar completamente el sabor. Este proceso se llama envejecido. Después que envejecen, las ramitas se cortan, y calibran. Las ramitas se asan por separado, según su calibre y en moldes de hierro en hornos de gas y con un movimiento circular continuo para asegura el punto correcto de asado en cada calibrado. Este paciente y ceremonioso asado desarrolla lentamente el sabor y el aroma ahumado distintivo y tan popular de Kukicha.

El Kukicha es rico en taninos naturales que ayudan en la digestión de granos, y tiene una capacidad peculiar de neutralizar los ácidos alcalinos presentes en los alimentos que consumimos en forma de conservantes, además de ser un poderoso antioxidante. Debido a sus niveles particularmente bajos de teína es considerada una bebida ideal para los niños y los adultos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: