Cazuelita de Espinacas

Rico, rico…

LA ESPINACA


Originaria del sudoeste asiático e introducida en España alrededor del siglo XI la espinaca es una verdura de grandes propiedades nutritivas.

Su origen proviene de spina o espina, que curiosamente aparecen cuando esta verdura se encuentra en su punto de maduración.

Siendo su mejor época en los meses que conllevan el otoño y la primavera, la espinaca se destaca por:

  • Poseer gran cantidad de agua permitiendo una correcta hidratación con poca cantidad de grasas.
  • Es uno de los vegetales con mayor cantidad de proteínas y fibra
  • El fuerte de las espinacas son los minerales y vitaminas, lo que hacen diferenciarla del resto
  • Vitaminas C y E están presentes en ella, mientras que también podremos encontrar provitamina A todas de gran poder antioxidante.
  • Proveedora de vitaminas del grupo B como B2, B6 o en menor cantidad B3 y B1
  • Ricas en hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo, yodo y sodio todos minerales de gran ayuda para la absorción de los alimentos
  • Sistema digestivo, nervioso, óseo, y celular se encuentran ampliamente protegidos por sus distintas propiedades
  • Ayuda a regular la glándula tiroidea mediante el yodo que posee, previniendo problemas de tiroides
  • De gran importancia para la salud de nuestros ojos la espinaca posee ácido ferúlico, glutation, ácido beta-cumárico, ácido cafeico, y carotinoides.

Sin duda alguna, la espinaca es una de las verduras de mayor importancia nutritiva.

RECETA

INGREDIENTES

1 Manojo de Ajos Tiernos

1 Manojo de Espinacas Frescas

2 Huevos

50 Gramos de Queso Rallado

Aceite de Oliva

Sal

ELABORACIÓN

Troceamos y lavamos las espinacas y los ajetes. Ponemos en una olla o cazuela un poco de agua para cocer las espinacas. Se cuecen muy poquito para que no pierdan propiedades, unos 2 minutos. En la misma olla o cazuela una vez escurridas las espinacas ponemos un poquito de aceite de oliva y rehogamos los ajetes y las espinacas. Precalentamos el horno a 180º mientras hacemos todo lo anterior. Una vez rehogado, lo introducimos en cazuelitas de barro que aguantan mejor el calor y conservan mejor los alimentos. Espolvoreamos el queso que en mi caso rallé directamente y esclafamos un huevo ecológico en cada cazuelita. Lo metemos al horno y en unos 10 minutos estará listo para disfrutar.

Aconsejo comer directamente de la cazuelita ya que lo comes calentito y el barro le da otro punto de sabor.

RESULTADO

Hay que comer epinacas para estar fuerte como Popeye.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: